Las fotografías se vuelven públicas  desde los medios de prensa, a través  de los cuales pasan a desempeñar una función política que garantiza la transmisión de un mensaje y visibiliza estrategias de poder. El mismo retiene, registra y proyecta en el tiempo histórico una narrativa visual, una versión de los acontecimientos, que se yergue como prueba inexorable de los hechos vividos.

Las fotografías familiares se vuelven un rito doméstico en el que la familiares a la vez sujeto y objeto. Se expresa el sentimiento de fiesta que el grupo se ofrece a sí mismo y se refuerza más vivamente cuando el mismo está más integrado. Solemniza los momentos culminantes de la vida social en los que el grupo reafirma solemnemente su unidad. Consagra, sanciona  y santifica una memoria contra el paso del tiempo. Capta algo para el recuerdo como memoria eternamente presente. Lucha contra la muerte y el olvido. Buscar reiterar el presente en el futuro.